Cuernos 2.0


No es la primera vez que en este blog hablamos de Webs para contactos de amantes infieles. Ya sabéis cuál es nuestra postura al respecto, no estamos en contra pero creemos que es mucho más sencillo y honesto que esa infidelidad sea compartida y abierta. Por qué van a disfrutar sólo dos cuando pueden hacerlo tres o cuatro o… Conocemos casos de cornudos, ahora consentidores, que sufrían en silencio el emputecimiento de sus esposas y que supieron ponerle fin cuando lograron hacerse cómplices de ellas y convertirse en amigos de sus corneadores además de ser partícipes de este singular placer. Debe reinar la armonía, siempre lo diremos en este blog, y esto lo debería tener en cuenta la esposa infiel o el marido que ve próximo un posible engaño. De ahí nuestra pequeña crítica a esas páginas alcahuetas que facilitan infidelidades ocultas.

Foto de El País en el que se ve el efímero cartel de Ashley Madison. La verdad es que sólo se pudo ver en las páginas de los periódicos que informaron de la campaña ya que duró poco colgado. 
Hace pocos días un edificio en obras de la Gran Vía madrileña fue tapado por un telón publicitario. El anuncio era de la agencia de relaciones “extramatrimoniales”, Ashley Madison. ¿Por qué extramatrimoniales, no sería mejor intramatrimoniales? Así todo quedaría en casa incluso el siempre dispuesto amigo corneador.


La estrategia de la campaña era llamar la atención a través de la polémica. Usaban la imagen de Don Juan Carlos junto al príncipe Charles de Inglaterra y del recordado Bill Clinton (por cierto qué fue de Monica Lewinsky) Curiosamente, en esos días la esposa del ex presidente americano, Hillary, hacía una visita relámpago a España, desconocemos si esta visita había sido tenida en cuenta por parte de los estrategas publicitarios responsables del anuncio. El cartel preguntaba: ¿Qué tienen en común? Y a continuación cerraba el texto otra afirmación: “Nosotros no hemos inventado los cuernos”.

Todo parecía que la pretendida polémica se iba a conseguir ya que la lona publicitaria se retiró a las pocas horas de su instalación. Algunos medios se hicieron eco del hecho más por el morbo que presuntamente tienen estas páginas de contactos que por haber sido retirada con tanta rapidez. Es lógico, este tipo de anuncios polémicos para llamar la atención ya cansan y si no que se lo digan a los de la línea aérea irlandesa Ryanair.

Lo cierto es que el asunto sirvió para que se hablara otra vez de la infidelidad y se dieran a conocer algunas estadísticas que ponen de manifiesto que no hace falta ninguna campaña publicitaria para que el personal sea infiel.

El edificio desnudo de la Gran Vía en el que se colgó la lona de Ashely Madison.

Conclusiones
A parte del cansancio que ya provocan este tipo de anuncios, nos parece inadecuado que sólo se recogieran a hombres ilustres y que no apareciera ninguna mujer notable a la que se le haya relacionado en el mismo sentido con la infidelidad. Por lo tanto, no nos gustó el tufo machista del anuncio.

También nos hace dudar que hayan tenido que recurrir a la publicidad. Nos hace pensar que no tengan el tirón necesario para que la gente haga uso de este tipo de páginas. ¿Será que son poco eficaces? Yo no he visto que Google haga mucha publicidad y, sin embargo, todo el mundo hace uso de sus servicios.

En fin, que cada cual haga con su dinero lo que quiera, incluso fundírselo en una agencia de contactos para infieles que promete cuernos 2.0, no sale barato el capricho, os lo aseguro. A vosotros, queridos lectores: corneadores, cornudos consentidores y esposas/novias abiertas, ya sabéis que en este blog podéis anunciaros, contar vuestras historias y decir claramente lo que buscáis, sin coste alguno y, quizás, con mayor efectividad a la hora de apuntar el tiro del mensaje. No nos gusta echarnos flores pero el número de lectores del blog crece día a día.

Si queréis saber más del asunto, os dejamos dos enlaces:



Se me olvidaba. El anuncio de la campaña para televisión se emitió por La Sexta y Antena 3 optó por censurarlo. Tanto un hecho como el otro pasaron casi desapercibidos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

("UA-21720468-1")