Un correo anónimo: "Alberto, estoy esperando que el vendedor continúe con mi mujer y se atreva a ir más allá, se vayan a un telo y se la garche toda una noche"

Alberto, te cuento. Tengo un negocio el cual atiende mi mujer, una petisa (de baja estatura) culona que vive todo el día en calzas que resaltan su prominente cola (culazo) El caso es que la mayoría de los clientes siempre le miran el culo y ella no solo que lo muestra orgullosa además lo menea muy bien excitando a varios machos por día.
Hace tiempo que nos visita dos veces por semana un vendedor. Cuando llega cruza al otro lado del mostrado a tomar mates con mi mujer. Las dos primeras semanas solo era charla, mates y algún roce de manos. La tercera semana, el tipo le chanta (le da) un pico (beso) a mi mujer y le acaricia. Esto se repitió una semana más.
Mi chica me contaba lo que el vendedor le decía: “que estaba muy linda y que quería hacerle el amor”. Ella le dijo que era casada pero al vendedor no le importó.
Mi mujer tiene 29 años, este macho que le corteja tiene 26. Yo le he visto un par de veces en el negocio, es un tipo alto, buen físico, mi mujer casi le llega a los hombros. Ella siempre me dice que le excitan sus grandes manos, cuando le acaricia –me dice- “esto me pone a mil”.
A la quinta semana, según me contó mi mujer, llegó por la mañana y nada más entrar la arrinconó en un lugar reservado del negocio y le dijo: “hace mucho tiempo que quiero hacer esto”. Le agarró las mejillas con una mano y le metió un beso de lengua abrazándola y tocándole la cola. No paró de besarla mientras le manoseaba las tetas. Mi mujer me dijo que en esos momentos quedó sorprendida pero se excitó y siguió su juego correspondiéndole a sus besos con lengua. El vendedor le siguió manoseando y besando. Al cabo del rato la dejó suelta y dijo: “me tenés loco, nena, quiero llevarte a un telo (hotel)
Yo me enteré de lo ocurrido a ratos, cuando yo cojía con mi mujer y me contaba. Esto me calentaba muchísimo, incluso era yo mismo le pedía que me contase e incluso que se dirigiera a mi con el nombre del vendedor como si fuera este el que se la estaba cogiendo. Mi mujer aceptó el juego encantada al ver como me calentaba la situación. Le he dicho que me encantaría que el vendedor se la cojiera. Se lo he pedido y ella me ha dicho que sí, que lo hará. Así que ahora, Alberto, estoy esperando que el vendedor continúe con mi mujer y se atreva a ir más allá, se vayan a un telo y se la garche (relación sexual muy fogosa) toda una noche. Espero que se cumpla la fantasía. Te cuento.

Está claro que una vez que viene la fantasía no se para hasta que se lleva a cabo. Pero amigos, cuidado, a veces los sueños se hacen realidad. Alberto Toro.



8 comentarios:

  1. Soy de Venezuela Valles del tuy mi esposa me monta los cuernos y yo quiero consentir y que me cuente. Como decirle que me exitan sus aventuras con Jorge.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola amigo yo tambien soy de venezuela de montalban en carabobo te felicito por ser cornudo yo tengo a#os deseando que mi esposa me monte los cuernos pero no lo hace no me atrevo a proponerselo abiertamente porque seria una catastrofe ella es muy recta le he dado oportunidades pero nada si tienes alguna idea sera bien recibida. Mi correo... yoelbuscamacho@outlook.com

      Eliminar
    2. Hola amigo porfa deja tu correo para contactar contigo yo tambien soy de venezuela el mio es yoelbuscamacho@outlook.com

      Eliminar
  2. Felicitaciones. Tecnicamente, ya sos cornudo. Y si lo que esperas, es que efectivamente se la coja, es cuestión de días. Sobre todo si le das el ok a tu esposa. Mucha suerte. Me gustó mucho la historia porque me gustan mucho las calzas y las culonas, asi que si gustas, para aumentar mi morbo al releerla, me gustaría que me mandes fotos del culo de tu esposa, así veo que culazo se va a comer el tipo que te va a clavar esos terribles cuernos. newcuckoldboy@gmail.com

    ResponderEliminar
  3. Mi enhorabuena también por esos Maravillosos cuernos los que te están saliendo y que seguro disfrutarás. Tu historia me recuerda a una que viví yo con mi reina y un compañero del trabajo. Mi mujer al igual que la tuya tiene un culo respingón que quita el hipo a todo hijo de vecino. Y cuando tenía 29 años eso se unía a unas medidas perfectas. El caso es que tenía un compañero que no paraba de echarle los tejos hasta que al final se decidió a tocarle el culo un día que salimos a tomar unas cañas. Eso sí , como él no sabía de mis aficiones corneas, se lo tocaba disimuladamente cuando yo iba a comprar tabaco, iba al servicio o me separaba de ellos. Mi mujer por aquel entonces no sabía de mi afición a los cuernos por lo que tampoco me contaba nada y yo tampoco era consciente de querer ser un cornudo declarado, aunque si veía que el tema me daba morbo. Me encantaba verla flirteando con nuestros amigos y ver como les aumentaba el paquete debajo de los pantalones. Así que disfruta que te queda mucho recorrido....

    ResponderEliminar
  4. Primero que nada felicidades ya te puedes considerar un cornudo segun lo que cuentas ya eso esta seguro en cualquier momento el vendedor se clavara a tu esposa y ya tendras tus hermosos cuernos creeme que te envidio ojala yo pudiera lograr lo mismo con mi esposa aunque solo sea que la arrinconen y la besen enterrandole la lengua en su garganta mientras le manosean el culo aunque estoy seguro que al hacerle eso de seguro se la cojen...

    ResponderEliminar
  5. Hola amigo no me queda mas que felicitarte porque tus cuernos ya estan seguros si ya la beso y le manoseo las nalgas y ella se dejo tranquila ya nos imaginamos lo que vendra felicidades por tus venideros cuernos

    ResponderEliminar
  6. Por favor al amigo del primer comentario que dice ser de venezuela yo tambien soy de venezuela por favor deja tu correo para contactarte el mio es yoelbuscamacho@outlook.com

    ResponderEliminar

("UA-21720468-1")